RISARCHERS, MONOLOGISTAS ARAGONESES

Sabemos que en los últimos años se está potenciando mucho la divulgación de la Ciencia en todos los frentes, especialmente para un público general no especialista.

Dentro de esas fases de divulgación, uno de los aspectos más lúdicos lo forman los monólogos científicos, donde dentro de un enfoque humorístico, se plantea el acercamiento de aspectos cotidianos de la ciencia, intentando divertir, asombrar, pero también informar y educar.

En este blog hemos hecho referencia en otras ocasiones a varias de las personas que se encargan de hacer monólogos de matemáticas, en concreto a Eduardo Sáenz de Cabezón, miembro del grupo The Big Van Theory, y del que hablamos la última vez en esta entrada.

Por supuesto no es el único, nuestra admirada y querida amiga Clara Grima también ha hecho sus pinitos en los monólogos y basta asistir a una de sus charlas para disfrutar de ellos.

Hoy quiero hablar de un nuevo grupo del que recientemente he tenido noticias. La Universidad de Zaragoza organizó, hace un par de años, un taller de monologuistas científicos, dirigido a investigadores de la Universidad de Zaragoza, a través de su Unidad de Cultura Científica (UCC). De ese taller salió el grupo que se conoce como RISArchers dedicados a la divulgación científica en general. Dentro de ese grupo de genios se encuentran varios matemáticos, entre ellos mi querido amigo Fernando Corbalán, y se dedican a divulgar en encuentros y jornadas, o en charlas abiertas a un público general sus conocimientos. Son monólogos cortos que suelen durar alrededor de cinco minutos, pero que son muy atractivos para presentar aspectos muy diversos.

En el siguiente vídeo se puede ver una presentación de los componentes de ese grupo.

En la página de UCC se pueden ver los monólogos de los que forman este grupo. La página está en esta dirección.

Como no podía ser de otra forma, no me resisto a colocar aquí el monólogo de Fernando, donde despliega su soltura comunicativa y su fino humor.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada